Saliendo Del Escondite

Saliendo del Escondite es un programa que persigue la inclusión social de las personas con discapacidad impulsado desde el Consejo Nacional de Discapacidad (CONADIS). Saliendo del Escondite representa el esfuerzo para identificar a las personas con discapacidad y sus necesidades, con particular énfasis aquellas que están en el anonimato, escondidas en sus casas, que no tiene acceso a disfrutar de sus derechos.

Luego de la identificación se construye una agenda común junto con todos los actores que hacen vida en la comunidad: gobiernos locales, representantes locales del gobierno central, organizaciones comunitarias de base, escuelas, iglesias y se procede a la construcción de respuestas a las necesidades del segmento poblacional con discapacidad para que puedan incluirse plenamente en la sociedad como actores, activos, productivos y participativos, contribuyendo al desarrollo inclusivo con base comunitaria.

Además, existen personas con discapacidad que por no tener documentos civiles son privadas del derecho a ser personas, a la educación, la salud, al trabajo, a la vivienda, el derecho de elegir qué hacer con sus vidas, entre otros. Peor aún, son numerosas las familias que esconden a sus hijos e hijas con discapacidad, porque los consideran una vergüenza, un castigo divino o tal vez una desgracia. Lo cierto es que no entienden el potencial que tienen, y en vez de valorar las capacidades que pueden dar, los mantienen encerrados, impidiéndoles tener una vida digna.

Saliendo del Escondite es el esfuerzo y desarrollo integral las relaciones armoniosas, poniendo en primer plano las inspiraciones que han creado en las comunidades y pueblos aquellas personas que han salido del anonimato, la oscuridad y han matado el miedo para convertirse en una marca de perseverancia, coraje y optimismo; porque la peor discapacidad es la que impide a una persona amar, compartir un gesto generoso y solidario con el prójimo, encontrar las herramientas que ofrece la vida cada día para trajinar alegre, dejando brillar las huellas en el camino como luciérnagas encendidas.

¡Es la hora de salir del escondite!

¡Estamos construyendo felicidad!