Atención a personas con lesión medular

La salud de una persona con lesión medular es delicada por múltiples razones. Pero, cuando se enfrenta a úlceras de presión la situación se agrava, pues, estas traen consigo síntomas de fiebres, infección en la sangre, pus y otras complicaciones serias, llegando incluso a amenazar la posibilidad de vida.

Dentro de este nuevo contexto sanitario relacionado con el COVID-19 es vital que las personas que necesiten este tipo de cuidado puedan tener acceso a los tratamientos necesarios y con las medidas de higiene y seguridad requeridas. Es por esta razón que, el Consejo Nacional de Discapacidad (CONADIS) en colaboración con Fundación de Personas con Lesiones Medulares, (FUPELEM) realizó, el pasado 27 de mayo, una jornada a través de la cual alrededor de 18 personas de escasos recursos, que viven con esta condición, y provienen de zonas como Cotuí, San Cristóbal, Santo Domingo Norte, Este y Distrito Nacional, recibieron los servicios de atención requeridos para garantizar la estabilidad de su salud.

Esta jornada que supone un gran impacto en la condición de vida de los beneficiarios, tuvo lugar en el Hospital Traumatológico Dr. Darío Contreras, de la ciudad de Santo Domingo y consistió en un proceso de evaluación donde se observó el estado general de las úlceras, se realizaron análisis generales y se refirieron a los médicos especialistas necesarios, para aprobar o destacar las posibilidades de cirugía o procedimientos de curas, según corresponda, partiendo de la situación de la persona evaluada.

A través de estos servicios, el hospital está facilitando el debido cuidado de las úlceras de estos pacientes, y a su vez previniendo la posibilidad de muerte de los mismos, pues con dichas intervenciones se les devuelve a ellos y a sus familias la tranquilidad necesaria para sobrellevar la crisis sanitaria que actualmente golpea a República Dominicana y al mundo.

Las úlceras de presión o escaras, representan todavía un tabú, algo que genera vergüenza a las personas que las padecen y esto evita que demanden la atención necesaria para su tratamiento y cuidado o que acudan a los servicios de salud cuando el estado es ya muy crítico. Es necesario normalizar este tema, entender que es una condición bastante difusa y que no debe generar ninguna vergüenza u otro sentimiento negativo, esto se logra solamente difundiendo informaciones sobre el tema, promoviendo las medidas de prevención de las mismas y facilitando el acceso oportuno a los servicios de salud.

Precedentes

Esta jornada sanitaria se derivó de un ciclo de acciones que han estado realizando CONADIS y FUPELEM bajo el mismo fin, durante los días transcurridos en la Pandemia del COVID-19. Entre ellas, una jornada de repartición de los Kits de suministros médicos para personas con lesión medular, llevada a cabo los días 22 y 23 de abril, y pensada para dar continuidad al seguimiento médico que viene realizando FUPELEM debido a la pandemia.

En este caso, se logró impactar a un total de 26 personas a quienes se les dificultaba acceder a estos servicios. Todas ellas procedentes de sectores del gran Santo Domingo como: Sabana Perdida, Villa Mella, Invivienda, Villa Francisca, La Ureña, Boca Chica, etc. En la Provincia de Sánchez Ramírez (Cotuí) en los sectores: los españoles, Santa Rosa, Mariacao, Cuevas de Zambrana, La Altagracia, entre otros.  Y para finalizar, en Monseñor Nouel: Bonao, la Ceiba, en la Provincia de San Cristóbal.

De igual forma, en el programa del Curso Vida Independiente RD, desarrollado por CONADIS, el tema de las lesiones medulares es uno de los más abordados, puesto que, se ha detectado la necesidad de que las personas con o sin discapacidad puedan manejar el tema de la prevención de estas ulceras, que suelen aparecer por la falta de movimiento, principalmente en adultos mayores.  Aquí los participantes son capacitados en las formas de cura, prevención y tratamiento de las mismas, ya que es un tema que repercuta directamente en el estado y la economía de una familia y la sociedad en general